Una granja escuela


Una granja escuela ¿es un reclamo?

Por casualidades de la vida, acabamos en una granja escuela… y la verdad es que salí de allí pensando en que alguien me tenía que explicar por qué eso es una granja escuela. ¿Que enseñan?

Hoy toca reflexión

Las granjas escuelas se han puesto de moda y quizá, por el nombre, puedes pensar que lo van a enseñar a tus hijos es la convivencia del hombre con el animal. Lo difícil y duro que es cuidar de los animales para que estos estén bien y vivan con dignidad.  

Sin embargo, los animales sólo son reclamos, igual que la tirolina de un parque  o el castillo de tubos de la hamburguesería.

Pero, a diferencia de los tubos de la hamburguesería, a los que “les pasan la bayeta” y “si no lo hago hoy lo hago mañana”… eso con los animales no es suficiente. A los animales no se les puede pasar la fregona:

 

  • Necesitan un sitio limpio para vivir, sombreado y espacio para correr
  • Son seres vivos que se ponen enfermos y que necesitan servicios veterinarios y eso descabala la hoja de beneficios
  • Se reproducen lo cual implica más pienso más cuidados y más limpieza y más espacio lo que vuelvedescabalar la hoja de beneficios O empeora los cuidados que reciben y a limpieza

En el mundo en el que vivimos podemos enseñarles a los niños montones de cosas en campamentos o escuelas de verano sin necesidad de involucrar animales. No pierdas de vista que cuando mejor se lo pasan tus hijos es cuando los ofreces un espacio de juego seguro. Los niños no necesitan espacios con animales para divertirse y disfrutar, necesitan amigos y tiempo y al igual que los animales, espacio al aire libre.

¿Que ven los niños?

Los niños aprenden que los animales son cosas a nuestro servicio, cosas no seres vivos.

Piensas que les proporcionas ver una gallina, una cabra, un conejo…sí,  pero ellos no solamente ven eso.

No solamente en la gallina viva, el conejo y la cabra…. lo que, por cierto, también se ven en un documental de la tele.

  • Los niños ven animales en jaulas mientras ellos están fuera.
  • Ven animales que tienen hambre, animales que se acercan desesperadas por cualquier brizna de paja que el niño le ofrece con todo su amor y cariño
  • Animales hacinados,  bajo tejados de uralita, empujándose para que no les dé el sol.
  • Ven a un operario reusando restos de comida. Reusar no es malo, pero implica que los animales van después… 
  • Huelen la suciedad, porque la persona que está encargada de darles de comer tiene que limpiar también los platos, fregar…
  • Y animales enfermos, sin tratamiento, y sin cuidados.

Todo esto hace que los niños sientan que los animales son un juguete bonito, para su entretenimiento. Porque cuando los niños se cansan de buscar briznas de paja, se van. Y los animales se quedan encerrados…

Es decir, a los niños, no se les puede enseñar que los animales son un juguete bonito. Ningún animal lo es.

Los animales son una responsabilidad. No se puede hablar a la ligera sobre el cuidado, la alimentación y las necesidades de los animales.

Antes de la visita

  • Chequea la página web. Si además de animales, tienen otro tipo de servicios, como bodas, banquetes, comuniones, tirolinas, piscinas y cosas así, es probable/posible que los animales solo sean un reclamo.
  • Mira las fotos… ¿que tal pinta tienen las instalaciones para personas? ¿y para animales residentes en las mismas?

¿Quieres enseñar a tus hijos sobre animales?

  • Los documentales de National Geografic son impresionantes, e incluso los de Disney Nature.  
  • ¿Queréis ver animales en vivo? Busca un centro de recuperación o alguna protectora. E incluso puedes llevar a tus hijos a dar un paseo por el campo, al bosque.
  • Sentaros a escuchar los sonidos de la naturaleza, o busca un libro de rastros.
  • También existen granjas de productos bio que aceptan visitas.

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *